Ensalada Griega


Esta receta es para esos días que llegas cansada de trabajar, y lo único que quieres es algo rico para cenar, que sea rápido de preparar porque urge ir a dormir. Acompaña esta ensalada con trocito de baguette y una copa de vino. Verás cómo tu día empieza a mejorar bocado a bocado y cuando acabes de cenar ni te vas a acordar que tuviste un mal día.

A mi esta ensalada me recuerda al departamento mini donde vivía en Madrid. Tenía 23 años y era la primera vez que vivía completamente sola y aunque me encantaba la independencia, la hora de la cena era difícil porque luego no se me antojaba preparar una súper cena solo para mí. Siempre acababa comiendo cualquier cosa mientras terminaba pendientes de la oficina viendo la tele.

Hasta que un día de esos de espanto, cuando caminaba de regreso a mi casa, pase por una tiendita de quesos, nunca la había visto antes y no hay palabras para describir el olor que te llegaba nada más cruzar la puerta. Ahí aprendí que hay ciertos quesos que necesitan estar a diferentes temperaturas, algunos necesitan cierto tipo de humedad.

La tienda se llamaba Poncelet y ahí parada junto a la puerta con cara de tonta estaba yo, no se cuánto tiempo habré pasado en la entrada, pero después de un rato se me acerco el vendedor y me ofreció su ayuda. Tarde horas en decidir que quesos probar, al final acabe comprando un queso de cabra envuelto en hojas de castaña y gracias a su gran capacidad de convencimiento me lleve también una barrita de pan de hogaza.

Salí de Poncelet tan emocionada, que si me hubieran visto por la calle, no hubieran creído que iba de camino a mi casa a cenar sola mientras terminaba unos pendientes horribles de la oficina. En el camino iba pensando en lo delicioso que iba a cenar y mi humor fue mejorando por momentos. Llegue a mi casa y me di cuenta que además del queso que acababa de comprar, no iba a encontrar mucho más que comer y eso era un problema porque tanto pensar en comida durante el camino, ya estaba famélica.

Y así es como nació mi ensalada griega. Necesitaba algo más que un quesito delicioso y lo único que tenía era una lechuga, unos trocitos de cebolla morada, medio jitomate, una lata de aceitunas Kalamata y un queso feta que había comprado por error (en su honor bautice la ensalada). Mezcle todos los ingredientes que tenía, lo aliñe con un poco de aceite de oliva y limón, me serví una copa de vino tinto y me dispuse a disfrutar mi festín.

ensalada griega

El queso de cabra estaba increíble, tanto que se volvió un ingrediente básico en mi cocina. La ensalada a pesar de ser hecha de sobras y aunque la he ido perfeccionando con los años, nunca ha sabido tan rica como ese día.

Así que en honor de esos días largos, cansados que parecen no tener fin, la receta de la ensalada griega:

ensalada griega
Ensalada Griega
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
ensalada griega
Ensalada Griega
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Ingredientes
Ensalada
Aderezo
Raciones: personas
Instrucciones
Ensalada
  1. Mezclar todos los ingredientes en un bowl. Aliñar con el aderezo.
Aderezo
  1. Mezclar los ingredientes y batir por 2 minutos hasta que esten incorporados. Por último sazonar con sal y pimienta.
Comparte esta receta
Funciona gracias aWP Ultimate Recipe

Related Post

,,,,,

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *