Própositos para 2016

Esta época del año es la favorita para hacer propósitos imposibles de cumplir, con los cuales nuestra vida se convertiría en perfecta. Claro que estos mismos propósitos no llegan a marzo, ya sea porque son imposibles o porque la fuerza de la costumbre es mayor a las ganas de seguir con el propósito.

Hace unos años me di cuenta que mi problema con los propósitos era que mis propósitos eran más por moda o por seguir los parámetros de la sociedad que porque realmente me interesara lograr ese propósito.

Así que poco a poco he ido modificando estos propósitos y los he ido convirtiendo en planes para el año que inicia. El simple hecho de no llamarlos propósitos ya hace que sea más fácil de seguir.

Como su nombre lo indica los planes requieren planeación, tienen estructura y se pueden medir. Eso también ayuda a que mis planes sean más longevos que mis propósitos de año nuevo. A continuación te voy a compartir mi sistema de planeación del 2016.

Si estás pensando “esta mujer está loca, es una obsesiva y no debe de tener nada mejor que hacer, voy a dejar de leer ahora mismo”, quiero que sepas que a lo mejor si estoy un poco loca, si soy súper obsesiva pero aun teniendo mejores cosas que hacer el darte un tiempo para decidir qué quieres del año que inicia y hacer planes específicos para lograrlo es una gran opción para ocupar tu tiempo.

Si sigues conmigo date un aplauso de mi parte, ahora yo te recomiendo que hagas este ejercicio dándole el tiempo que se merece.  Yo por ejemplo siempre me preparo una taza de té delicioso, me siento en mi sofá preferido, pongo música de fondo tranquila y casi lo convierto en una meditación.

1) Recuento del año que paso

Esta primera parte es súper importante, antes de decidir qué quieres hay que ver donde estas parada. Si escribes tus propósitos cada año, o aunque no lo hagas trata de pensar o revisa cuales eran tus objetivos para el año que paso.

Aunque nada más sea por curiosidad este paso me encanta porque puedes darte cuenta del crecimiento que tuviste en el año, o a lo mejor lo mucho o poco que cambió tu vida.

2) Highs and Lows

Este es uno de mis ejercicios favoritos, lo llevo haciendo años y me encanta porque pone todo en perspectiva. La idea es hacer 2 listas: una con las cosas favoritas del año y la otra con las cosas que no te gustaron.  Este año aprendí que hay cosas que aunque parecen negativas te pueden llevar a cosas maravillosas por lo que voy a agregar una tercera lista con las sorpresas.

3) Objetivos chiquitos, medianos y grandes

Ya que hiciste tus listas, deberías de tener una idea más clara de que quieres este año. Si ya más o menos sabes en qué áreas quieres mejorar o en que te quieres enfocar, estas lista para plantearte tus objetivos. No necesitas tener muchísimos, es más entre menos es mejor. Yo intento tener un objetivo para cada área de mi vida. Por ejemplo uno en cuanto a mi familia, uno en cuanto a mis relaciones con otras personas, otro económico, otro de salud, etc. etc. etc.

No todos los objetivos son iguales, hay algunos que no te llevan tiempo completar, hay otros que por su naturaleza necesitas más tiempo. Para esto los vas a catalogar en chicos, medianos o grandes. Otra forma de verlo es a corto, mediano o largo plazo.

Ya que tienes esto claro estas lista para empezar a hacer el plan.

4) Planeación

La idea es que les des tiempos específicos a estos objetivos. Por ejemplo si tu plan es correr un maratón, a lo mejor una forma de planearlo es contratando un entrenador a principio de año, inscribiéndote a un par de carreras a mediados de año y a lo mejor considerar correr un maratón fuera de tu ciudad para que el viaje te motive y lo logres más fácil.

Ponte una fecha límite para estos objetivos  y apúntalos en un calendario o ponte una alarma para que no se olviden.

Mi sistema por ejemplo es que cada 3 meses, agendo un fin de semana en el cual reviso mis planes del trimestre y checo si estoy logrando mis objetivos o a lo mejor cambio los que ya no tienen nada que ver con mi vida actual (porque a veces los objetivos cambian y también se vale)

La idea de esta planeación es que no olvides checar como vas a lo largo del año.

5) Disfruta

Pase lo que pase, logres tus objetivos o no, no olvides que lo más importante es disfrutar el camino. Todos los días tienes chance de hacer maravillas, convivir con la gente que quieres y pasarla bien. Aun en los días malos siempre hay algo bueno, todo está en buscar esos momentos y disfrutarlos.

Para este 2016 que está empezando te deseo la mejor de las suertes, mucho tiempo con la gente que quieres, objetivos logrados, una vida sana y feliz, muchísimo amor y pura cosa buena.

 

,,

Comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *