Diabetes, Prediabetes e Hipoglucemia

diabetes, prediabetes, hipoglucemia

Cada 7 segundos una persona muere de diabetes en algún lugar del mundo. ¡7 segundos! Sólo en 2014 murieron 4.9 millones de personas a manos de esta horrible enfermedad. El problema no está sólo en la cantidad abrumadora de personas que cada año son diagnosticadas con diabetes, sino las millones de personas que no lo son.

1 de cada 2 personas con diabetes no sabe que está enferma. Esa persona está perdiendo minutos importantes para cambiar de hábitos y ni siquiera lo sabe. En México más de 9 millones de personas sufren esta enfermedad. Estos números son espantosos, pero es más espantoso aun el saber que no estamos haciendo nada para evitarlo. Esperan que para el 2030 (en sólo 14 años) haya 200 millones de diabéticos más (en 2014 había 387 millones, la suma llega a casi 600 millones en 14 años). *Estos datos vienen en el atlas del diabético de la FID.

Estos números son horribles pero no dicen nada acerca de la enfermedad, como funciona o porque llega a ti. Antes de saber que tengo resistencia a la insulina yo creía esto:

  • La diabetes te da por comer mucha azúcar.
  • Cuando tienes diabetes no puedes volver a comer azúcar.
  • La genética juega un papel importante.
  • Hay dos tipos: uno en niños y otro para adultos.
  • Los diabéticos tienen que inyectarse insulina.

A lo mejor mi problema es que soy súper inculta, pero he estado preguntado y la mayoría de la gente sabe lo mismo o menos de lo que sabía yo. Y honestamente esto me aterrorizó. ¡Hay una enfermedad que mata a un ser humano cada 7 segundos y nadie sabe nada acerca de ella!

Después de leer este post no vas a convertirte en una experta en diabetes, pero espero que al menos entiendas un poco como funciona, de donde viene y que pasos puedes seguir para evitarla.

Un poco de Historia

Empecemos por el principio… Hace muchos muchos años la diabetes era un problema raro en este mundo. ¿Existía? Sí, pero era una de esas enfermedades raras que nadie entendía. Las primeras anotaciones en libros médicos son de Galeno en Roma.

Los doctores pasaron siglos sin tener mucho que estudiar del tema básicamente porque no había casos a estudiar, o eran muy raros y esos pobres morían. A mediados de 1800 los doctores empezaron a ver que había niños con síntomas similares y las pruebas y estudios comenzaron. Los casos en adultos eran verdaderamente raros.

A finales de 1800 se creó la primer clínica exclusiva para la diabetes en Boston. Fue hasta la década de 1920 (curiosamente la misma década en la que nació la marca Betty Crocker) que empezaron a ver relación entre la obesidad y los pacientes adultos.

En esta misma época se dieron cuenta que administrar insulina a los pacientes parecía ayudarles. 10 años después se descubrió la resistencia a la insulina, mientras que el número de enfermos crecía año con año.

Durante los años 70s hubo grandes  avances para tratar la diabetes tipo 1, mientras la diabetes tipo 2 seguía creciendo. Con el tiempo han aparecido en el mercado cientos de medicinas que en teoría ayudan, pero el número de casos sigue creciendo.

¿Qué es la insulina y para qué sirve?

Antes de hablar de la insulina quiero darle 2 minutos al azúcar. Tu cuerpo, el mío y básicamente todo cuerpo humano necesita azúcar para sobrevivir. Algunas de las funcionas más básicas del cuerpo se pueden lograr gracias al azúcar.

Claro que no estoy hablando de ese polvito blanco que le echas a tu café todas las mañanas. Estoy hablando de la glucosa (azúcar en la sangre) y esta sustancia maravillosa es la responsable de muchas cosas importantísimas, te da energía y tu cerebro se alimenta casi exclusivamente de ella.

Ya sé que estás pensando, entonces debería de comer más carbohidratos y azúcar ¿no? Al fin que si quiero más energía, a más carbohidratos, mayor energía. Tristemente no funciona así.

Para entender por qué esto no funciona así, tenemos que hacer un viaje a la época de los cavernícolas. Bueno a lo mejor no los cavernícolas, pero entiendes mi punto. El cuerpo siendo una maquina perfecta está diseñada para ese hombre prehistórico. Aquel que caminaba 20 o 30 kilómetros al día comiendo plantas y carne de los animales que lograba cazar.

Nuestra alimentación actual entre alcoholes, donitas, Starbucks, harinas y azucares refinados, no estaba en los planes y nuestro cuerpo por tanto tiene que trabajar a marchas forzadas para lograr digerir estos alimentos modernos.

Otra cosa para tomar en cuenta es que todos los alimentos tienen un poquito de todo, es decir que hay carbohidratos en casi todo: nueces, quesos, frutas, vegetales. La única diferencia es que estos alimentos son más “estables” por usar una palabra y el azúcar en ellos va siendo absorbido más lentamente que si te comes un brownie con salsa de chocolate y crema batida.

Y  ¿qué tiene esto que ver con la insulina? Aquí es donde entra el páncreas. De todos nuestros órganos increíbles, este tiene un trabajo muy pesado hoy en día. Este pequeño pero poderoso órgano es el encargado de regular los niveles de glucosa, es decir los niveles de azúcar en la sangre. Y como todo organismo que controla necesita ayuda  y ahí es donde entra la insulina.

Esta hormona lo que hace es controlar o nivelar los niveles de azúcar. Todo esto funciona más o menos así:

Tú te comes  una galleta. Mientras masticas y demás tu cuerpo empieza el complicado proceso de digestión y mientras eso pasa el páncreas “siente” (imaginemos un sexto sentido de campeones) que estas comiendo carbohidratos y empieza a checar el nivel de azúcar que vas a convertir de estos últimos. Una vez que “calcula” cuanto viene, empieza a soltar insulina. La insulina va actuar como policía o directora de colegio y va a poner límites y no solo eso sino que además se encargara de asegurarse que esos límites se cumplan (un trabajo difícil). De esta manera tus niveles de azúcar se mantienen estables y tú te sientes bien.

Ahora sobra decir que tu páncreas va a trabajar mucho más si comes una galleta a que si comes un huevo frito por ejemplo. Ahora imagínate el trabajo al que expones a tu páncreas cuando te comes un desayuno de campeones: jugo de naranja, hotcakes con mucha miel, crema batida y de postre unas galletitas o un pan dulce.

Diabetes, Prediabetes e Hipoglucemia

Yo creo que todos en algún punto de nuestras vidas hemos oído estas 3 palabras. Pero ¿qué significan?

Diabetes

Hay dos tipos de diabetes. El tipo 1 y el tipo 2.

Tipo 1

Este tipo de diabetes ocurre cuando el páncreas no es capaz de producir insulina. Se supone que es causado porque el sistema inmune destruye ciertas células del páncreas. Es el tipo de diabetes más raro. Aproximadamente el 10% de los diabéticos tienen este tipo de diabetes.

Suelen tenerlo personas menores a 40 años, aunque generalmente aparece en niños o adolescentes. Los síntomas aparecen rápidamente y siempre necesitan un tratamiento con insulina.

Este tipo de diabetes no tiene predisposición genética y la obesidad no juega un papel en su aparición.

Tipo 2

Este tipo de diabetes ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina para cubrir las necesidades del cuerpo. Suele aparecen después de los 40 años (aunque esta edad es cada vez menor). Es el tipo de diabetes más común, el 90% de los casos son tipo 2.  El tener familiares con este tipo de diabetes puede ser un factor de riesgo.

Los síntomas toman su tiempo al aparecer y la obesidad juega un papel muy importante. Este tipo de diabetes puede tratarse con ejercicio y dieta, sin necesidad de medicamentos, aunque algunas personas necesitan medicamentos y/o insulina.

Prediabetes

Este término se refiere a la resistencia a la insulina. Esta enfermedad es como la antesala a la diabetes. El problema aquí es que el páncreas está dejando de ser eficiente a la hora de procesar la insulina.

¿Qué quiere decir esto? El páncreas todavía funciona bien, pero necesita mucha más insulina para lograr mantener los niveles de glucosa.

Las personas con resistencia a la insulina pueden vivir con ella por años sin que se convierta en diabetes, pueden convertirse en diabéticos rápidamente o si siguen un estilo de vida adecuado pueden curarse.

Hipoglucemia

La hipoglucemia es tener los niveles de azúcar bajos. Esto pasa cuando el páncreas produce demasiada insulina. Cuando alguien con hipoglucemia come carbohidratos su páncreas produce más insulina de la necesaria para evitar que los niveles de azúcar suban mucho, pero luego a la hora o a las 2 horas de haber comido, el exceso de insulina hace su trabajo y los niveles de glucosa no solo no suben sino que se bajan rápidamente.

El cuerpo entra en un estado de “peligro” y genera ciertas hormonas que hacen los músculos y el hígado liberen el azúcar que tienen como de reserva. Esta es la razón por la que cuando se te baja el azúcar te sientes tan mal.

Hoy en día los doctores la consideran una enfermedad pre diabética.

Factores

Hay 3 factores que no están ayudando a la sociedad actual:

  • Una vida sedentaria
  • Una mala alimentación
  • Sobrepeso

¿Cómo puedo evitar estas enfermedades?

Todas estas enfermedades tienen algo en común: el páncreas. Y el páncreas solo tiene un objetivo en esta vida, regular los niveles de azúcar. Así que no es tan difícil ver hacía donde va esto…

Para evitar el tener algo que ver con estas enfermedades vas a necesitar una alimentación sana, alejarte del azúcar refinada, cuidar tu peso y hacer algo de ejercicio. Esto no significa que sea una solución mágica, pero tus probabilidades bajan muchísimo si sigues estos parámetros.

Para terminar quiero invitarte a que si crees que puedes tener alguna de estas enfermedades visites a tu doctor lo antes posible. 1 de cada 2 personas con diabetes no sabe que lo tiene.

Si conoces a alguien a quien leer este post pueda serle útil compárteselo y a lo mejor entre todos podemos hacer que poco a poco esos números vayan bajando.

Related Post

,,,

Comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *