3 tips para recién casadas

tips para recién casadas

Desde el momento en que te dan el anillo de compromiso hasta que regresas de la luna de miel hay un tema que ni siquiera pasa por tu cabeza: ¿cómo voy a prepararle comida a mi nuevo esposito si no se ni hervir agua?

Es normal, quien en su sano juicio pensaría en eso cuando tienes que planear una boda. Pero la boda pasa, la luna de miel se acaba y el señor viene a comer todos los días y tu estrés en la cocina va en crecimiento.

Hoy te tengo 3 tips para recién casadas culinarios para que dejes de sufrir y empieces a disfrutar la cocina.

1) La práctica hace al maestro

Este primer punto no es tanto un tip como un recordatorio. Nadie nace siendo experto en nada, todos los “expertos” en algún punto de su vida fueron principiantes y no tenían idea de que estaban haciendo.

La diferencia entre ellos y el resto de los mortales es simple. Ellos no se dieron por vencidos, practicaron una y otra vez hasta que se convirtieron en expertos.

Una vez leí una entrevista a un jugador de basket ball, no me acuerdo como se llama, pero por lo visto era súper bueno en tiros de 3 puntos. El reportero le pregunto cuál era su secreto y el hombre simplemente contesto: todos los días paso 5 horas haciendo tiros de 3 puntos.

Obvio no espero que pases 5 horas diarias haciendo arroz, mi punto es que no porque no te haya quedado bien la primera vez, lo elimines de tu repertorio y no vuelvas a hacerlo. La primera vez probablemente tengas un resultado horrible, pero la siguiente será mejor, y la siguiente aún mejor, hasta que llegues un día y tengas un arroz perfecto y marido extasiado por tus dotes culinarios.

Mientras trabajas en este punto y ya que estamos hablando de arroz, te dejo este post antiguo con tips para lograr un arroz perfecto todas las veces.

2) Un buen repertorio limitado es mejor que variedad penosa.

Toda buena ama de casa sueña con ser como Martha Stewart, tener mil recetas todas deliciosas y lograrlas con facilidad y sin despeinarnos. Es un gran sueño, pero es absolutamente irreal. Hasta la mismísima Martha Stewart empezó quemando el arroz. (Bueno probablemente jaja pero para efectos de este post digamos que así fue).

Empieza con pocas recetas básicas y conforme vayas dominándolas vas agregando nuevas recetas. Te apuesto que si le preguntas al señor de la casa que prefiere comer lo mismo todas las semanas y que este delicioso a comer súper variado pero con reservas en  cuanto a la calidad, te va a decir que prefiere comer rico aunque sepa que todos los lunes hay ropa vieja.

Esto no significa que tengas que pasar 30 años cocinando lo mismo todas las semanas, significa que por un periodo de tiempo vas a practicar pocas recetas hasta dominarlas. Acuérdate del punto número uno: la práctica hace al maestro.

Si necesitas recetas fáciles con pocos ingredientes checa el listado de recetas de Para Callar a la Suegra, ahí puedes encontrar muchas recetas y lo mejor es que cada semana puedes encontrar más.

3) Las cajitas no siempre son felices

Yo sé que el tener que cocinar todos los días puede llegar a ser cansado y estresante, pero resiste la tentación a comprar cosas procesadas y “listas para comer”.  Si bien es cierto que va a ser más rápido, el resultado es que vas a gastar más dinero que comprando los ingredientes frescos y además a la larga todos los conservadores y demás químicos no harán nada positivo por tu salud.

Si sientes que te atoras con el menú semanal, visita todos los sábados el menú de la semana de Para Callar a la Suegra. A partir de abril incluye un plan de comida de lunes a viernes, recetas básicas para el plan de comida y lista del súper. Todo con ingredientes frescos, no procesados y fáciles de conseguir.

Así que ya lo sabes, no sufras, come sano y practica recetas básicas. Yo prometo estar aquí siempre que necesites ayuda y si quieres recetas específicas o respuestas a dudas en el camino puedes escribir en los comentarios abajo o escribirme a itziar@paracallaralasuegra.com

 

Related Post

,,,

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *