20 Recetas de Comida para Niños

Cuando mi hermano y yo éramos chicos, éramos los peores comensales que podías tener. No nos gustaba nada, comíamos mal y solo nos gustaban las cosas que no eran sanas ni buenas para nosotros. Creciendo en los 90´s no había esa cultura de alimentación sana en los niños, así que mi mama respetaba nuestros gustos y nunca nos obligó a comer nada que no nos gustara.

Gracias a Dios con el tiempo fuimos mejorando nuestra alimentación y hoy por hoy comemos prácticamente de todo. No somos los adultos más saludables del planeta, pero nuestra alimentación es bastante sana.

Hoy en día ser mama es mucho más difícil. No sé a quién echarle la culpa, puede ser que a mayor información más conciencia, o también el hecho de que lo saludable está de moda, sea la razón que sea, es increíble ver la alimentación de algunos niños. Comen como campeones toda la verdura habida y por haber y cero se quejan, al contrario hasta les emociona ver el brócoli.

Este post es para las mamas de todos los otros niños, los niños mortales a los que no les gusta comer verduras, para esas mamas que sufren por darles de comer a sus hijos porque nada les gusta, a mamas como mi mama.

No voy a ponerles recetas específicas sino ideas fáciles de modificar dependiendo del gusto del consumidor A.K.A sus hijos. Lo único que tienen en común estas recetas es que son fáciles, son sanas o semi sanas y sabiéndolas utilizar para el bien pueden hacer que sus comidas sean variadas, nutritivas, ricas y más importante aun aprobadas por el pequeño gran ser que se las tiene que comer.

Así que vamos a ellas:

1)Sándwich de Jamón de Pavo, Queso Cheddar y Manzana Verde

Esta es una combinación que se puede considerar “oldie but goodie” o lo que es lo mismo viejita pero bonita. Por alguna razón el 95% de los niños (este dato es absolutamente inventado así que proseguir con cautela) aman esta combinación. Puede ser que la acidez de la manzana, combine perfecto  con lo dulce del pavo o puede que no. La realidad es que funciona.

Puedes hacer este sándwich con pan integral, con pan de granos (eso lo hace el campeón de los sándwiches) o con pan blanco. Puedes usar bagels también. Si a tu hijo le gusta o acepta la lechuga en los sándwiches, agrégale un poco y sin darte cuenta esta agregando vegetales a su alimentación.

 

2)Tostas de Atún

Mi papá es español, así que muchos veranos los pasamos visitando a la familia. Como podrás imaginar era un sufrimiento horrible, comida deliciosa, lugares divinos y gente increíble celebrando su época del año favorita, el verano.

Uno de mis platillos veraniegos favoritos eran las tostas de atún. No tenían mucha ciencia pero para mexicanos como nosotros era un platillo suculento y rarísimo.

La idea es simple: sobre una rebanada de pan de molde (integral, blanco, etc) se acomodaban rodajas de jitomate, encima se esparcía una mezcla de atún de lata y mayonesa, lo que se cubría a su vez con mucho queso rallado. Este manjar se horneaba hasta que el pan estuviera dorado y crujiente y el queso derretido.

 

3)Tostadas de Pollo

Las tostadas de pollo son una gran opción por mil razones: los niños suelen amar el pollo, nadie le dice que no a una tostada, son frescas y fáciles de preparar, y la mejor parte es que pueden ayudar a meterle vegetales a la alimentación del chamaco sin que este se dé cuenta.

Aquí la imaginación y creatividad de cada madre se verá recompensada por los sonidos de éxtasis de sabor de los hijos. Puedes agregarle aguacate, jitomate, lechuga, col, cebollita, zanahoria, pepino, frijoles, habas, etc. Puedes variarle a los colores de las verduras para hacerlas diferentes o mejor aún puedes poner todo por separado y hacer concursos a la tostada con más color, o a la tostada más rica, etc. Aquí aplica la idea de jugando se aprende, si la hora de la comida se vuelve algo divertido en vez de la hora donde mama y yo peleamos a muerte, piensa en todas las cosas positivas que puedes sacar.

 

4) Calabacitas Empanizadas con Parmesano

Al día de hoy esta es una de mis entradas favoritas. Es súper simple: cortas las calabacitas en tiras largas, luego las empanizas con una mezcla de pan rallado y queso parmesano. Estas se hornean unos 10-15 minutos hasta que las calabacitas están crujientes y el empanizado dorado.

Las puedes acompañar con salsa marinara o alguna salsita que les guste. Son y serán el hit de niños y adultos por igual.

 

5) Pasta con Albóndigas

Antes de empezar quiero decir que no está bien engañar a nadie, pero ocultar información privilegiada para lograr el bien común puede aceptarse en casos. }

Las pastas con carne son ideales para ocultar vegetales. Nadie se tiene que enterar que la salsa de jitomate lleva espinacas, zanahoria, apio, y pimiento por ejemplo. Todo se licua a la perfección, queda una salsa con muchísimo sabor y los niños tienen millones de nutrientes maravillosos.

Las albóndigas también pueden prepararse con un extra vegetal, todo súper molido y nadie supo, nadie sabe, pero eso si lo que sabe, sabe delicioso.

 

6) Croquetas

Esta es una idea diferente, puede o no funcionar dependiendo de la edad del niño y su amor por los colores. La idea es hacer croquetas de papa, pero hacer varias opciones, algunas con zanahoria (para que sean naranjas) otras con betabel (para que sean rojas o rosas) otras con espinaca  (verdes) y así tiene un platillo súper colorido y rico (en sabor y en nutrientes).

recetas de comida para niños

 

7) Ensaladilla Rusa

Mi tía Charin hace la mejor ensaladilla rusa de la historia de las ensaladillas rusas. Su secreto, entre otras cosas es que le pone todo lo que encuentra. Si sigues la teoría de la tía Charin puedes hacer de una simple ensalada de papa un alimento maravilloso para tus hijos. Puedes ponerle atún, surimi, pollo, jamón, elotes, aguacate, frijoles, cualquier verdura, a lo mejor no todo combina con todo, pero puedes hacer combinaciones con cosas que le gusten a tus hijos.

recetas de comida para niños

 

8) Flamenquines

Esta es una opción súper fácil para que los niños coman carne. Generalmente nos preocupa que no quieran comer vegetales, pero hay  aquellos que lo que no quieren comer es carne y esta receta es para ellos.

Se hace un rollito con una milanesa de carne, una rebanada de jamón y una rebanada de queso. Ya que esta enrollado se empaniza. Luego hay dos opciones: se puede freír hasta que la carne este cocida o se puede pasar por un sartén con aceite y terminar la cocción al horno.

 

9) Pollo con Jamón y Queso

Es una versión plumífera de los flamenquines, aunque aquí puede haber variaciones. Se puede hacer la milanesa de pollo con jamón y queso, empanizada y ya sea frita o al horno. También puede ser la pechuga rellena con jamón y queso igual.

También se puede hacer con jamón serrano y esta es en verdad  mi opción favorita: la pechuga de pollo se rellena con queso, todo esto se envuelve en jamón serrano y se hornea hasta que el pollo esta cocido (hay que cuidar la sal porque luego el jamón al secarse se sala) y se sirve con un poco de salsa de jitomate. Delicioso y no cuentos.

 

10) Enchiladas con Jamón de Pavo

Esta no es solo una opción para niños, también es una gran opción para personas a dieta o personas que no comen carbohidratos. Es súper simple y funciona igual que unas enchiladas normales solo que se cambia la tortilla por jamón de pavo. Pueden rellenarse de lo que quieran: pollo, quesos, verduras, más pavo, mezclas deliciosas, lo que quieras. Puedes usar salsa verde, salsa roja, mole, crema de frijol, opciones infinitas con esta receta.

 

11) Hot Dogs o Nuggets de Pollo al Horno

Los pongo juntos aunque realmente no tienen nada que ver, porque la mezcla de pan es la misma. Funciona de maravilla. Ya sea con pollo o con salchicha lo que vas a hacer es muy simple, en vez de usar huevo vas a mezclar mayonesa con mostaza (si no quieres usar mayonesa porque también tiene huevo puedes sustituirla por yogurt griego) y con esto vas a embarrar las piezas de pollo o la salchicha.

Luego en una bolsa ziploc vas a mezclar una taza de corn flakes molidos con una taza de pan molido, sal, pimienta y un poquito de chile piquín. (Puedes ahorrarte el chile piquín o puedes añadir las hierbas secas de tu elección) y por ultimo vas a meter las piezas de pollo o salchicha en la bolsa, vas a agitarla un poco (obvio la bolsa tiene que estar cerrada para hacer esto) y listo.

Las piezas empanizadas se hornean en una placa de horno con un poco de pam. El tiempo de cocción va a depender del tamaño de las piezas.

 

12) Salchichas envueltas en Hojaldre

Esta receta es súper fácil también, solo cortas un pedazo de hojaldre con esto envuelves la salchicha y horneas hasta que el hojaldre este dorado y crujiente.

 

13) Empanada de Carne Molida

Para esta puedes usar hojaldre o alguna otra masa. Puedes hacer empanadas individuales o una gran empanada. Para cocer la carne molida puedes hacer mil cosas, puedes hacer un tipo picadillo, puedes cocerla con vino blanco y vegetales, la idea es que la carne este cocida antes de meterla  a la masa.

Por último la empanada o empanadas se meten al horno o hasta pueden freírse.

recetas de comida para niños

 

14) Papas Rellenas

Esta idea es como una papa al horno de campeones. La idea es cocer las papas al horno o en agua. Una vez cocidas se parten por la mitad, “se les saca el relleno” y usando ese relleno y cualquier ingrediente que se te ocurra se hace el relleno, valga la redundancia. Puedes mezclar carne, salmón, pollo, mariscos, verduras, etc. Yo siempre le pongo queso rallado como ingrediente extra pero no es necesario. Por ultimo una vez rellenas, se cubren con queso o quesos (puedes agregar aquí tocino también) y se hornean hasta que el queso se derrita.

Deliciosura pura.

 

15) Hamburguesa de Pollo BBQ

Esta es una opción tan deliciosa que si la haces vas a sentir la necesidad de hablarme a darme las gracias. Es un poco más elaborada que las otras, pero también es un poco más deliciosa así que se le perdona.

Marinas la pechuga de pollo con salsa BBQ, luego lo horneas hasta que esté cocido. Esto se desmenuza y está listo. Mientras el pollo se cuece puedes preparar una ensalada de col deliciosa.

El montaje es el siguiente pan, pollo delicioso, ensalada de col, rebanadas de tocino, pan.  Si te sobra salsa BBQ puedes ponerle extra al sándwich.

 

16) Sloppy Joe´s

Este es por mucho uno de mis platillos favoritos, como niña, como adulta y probablemente lo siga siendo cuando este viejita. Es muy simple y es simplemente delicioso.

La pregunta del millón… ¿qué es un sloppy joe? Es una hamburguesa de picadillo. El picadillo lleva chipotle y comino para que sepa en verdad a sloppy joe, pero la realidad es que la mezcla del pan de hamburguesa con la carne y la salsa es mágica. Yo siempre le pongo mayonesa al pan y le agrego mucha lechuga. La mayonesa al contacto con la salsa de jitomate hace como una cremita suculenta y la lechuga le da la textura crujiente que le falta.

No te voy a decir más, solo te invito a que lo pruebes.

 

17)Huevos Fritos con Arroz o con Papas Fritas

Puedo ver tu cara de “eso no es nada sano” pero fíjate que si buscas una combinación perfecta en cuanto a nutrientes, el huevo frito con papas fritas es por mucho la combinación perfecta. Resulta que comer esa combinación aporta todos los nutrientes que tu cuerpo necesita en una comida.

Además de todo es fácil y a todos nos encanta. Para mi es la definición de WIN-WIN.

 

18) Jamón a la Parrilla con Piña

De chica odiaba esta comida, como adulto entiendo porque mi mama era tan fan. Es otro “oldie but goodie” es increíblemente fácil y si te gustan los sabores es muy rico. Basta con pedir que el jamón lo rebanen grueso y asarlo a la parrilla con un par de rodajas de piña. Fácil, rápido y barato.

 

19) Ensalada de Pasta

Es otra de esas recetas mágicas, porque la pasta combina con todo.  Puedes hacerla con atún, apio, aguacate y mayonesa. Puedes hacerla con frutas y yogurt griego. Puedes ponerle mil verduras, jamón y tocino. Podríamos hacer todo un post solo de combinaciones de ensalada de pasta y no sería suficiente.

Lo bueno es que es barato, es flexible, combina con todo y a todo el mundo le gusta.

Pasta salad with tuna and pepper

20) Hot Pockets

Este era un clásico de los 90´s. Me acuerdo que lo primero que pedíamos que compraran en nuestras vacaciones en Estados Unidos eran los benditos hot pockets. Claro que seguro que esos hot pockets eran lo menos saludable en el mundo. No sé si los sigan haciendo, pero tú puedes hacer rápidamente una versión casera.

Para hacer los cuadritos puedes usar hojaldre, el relleno puede ser el que más rabia te dé: jamón y queso, pavo y cheddar, chorizo, tocino y jitomate, vegetales, etc.

Es una empanada cuadrada llena de sabor.

Espero que estas 20 recetas te sirvan para darle variedad a las comidas de tus hijos. Porque aunque es importante que aprendan a comer de todo, es aún más importante que coman, así       que ojala estas recetas te hagan la vida más fácil y a tus hijos más felices.

Si te gustaron las recetas o las encontraste útiles por favor comparte este post con tus amigas.

 

Related Post

,,

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *